domingo, 28 de agosto de 2011

Con El Síndrome de Mowgli

Salvaje, sexy, cautivadora… 

De Andrés Pérez Domínguez, os cautivará desde la primera palabra con esta obra llena de talento narrada en primera persona por su protagonista, un exboxeador fracasado que hace al lector cómplice inmediato de su desarrollo y le sorprende con una historia dinámica que comparte con personajes consistentes y bien perfilados.

La recomendaría a cualquier edad adulta, para todo género y en cualquier circunstancia, pues contiene las dosis justas de aventura y romance…

…y además, chicas, Rafael Montalbán, que es así como se llama la “pieza” en cuestión, consigue que te enamores al instante de este ex aspirante a Campeón de Europa superwelter.

Y es que Andrés, desde luego, ha dado en el clavo en cuanto a la concepción de los personajes; de forma casi providencial con Rafael. No sé si fruto del estudio y observación del comportamiento femenino o de la casualidad, este sevillano ha dado vida a una mezcla salvaje muy preciada entre las féminas de todas las generaciones, una miel al que como las moscas nos sentimos irremediablemente imantadas, a saber: tres cucharadas soperas de fuerza bruta, dos de valentía, ralladura de temeridad, una pizca de  agresividad, la justa para partirle las piernas a cualquiera, eso sí…si se lo merece…edulcorado con pasión por la lectura y aderezado de conflictos emocionales y problemas económicos…el resultado, un hombre del que tu sexto, tu séptimo e incluso sentidos que no sabía la ciencia que teníamos, te sugieren que huyas pero por el que de forma irremediablemente sexy te  dejas atrapar.

El Síndrome de Mowgli una obra demesita que no debéis dejar de leer.

4 comentarios:

M.Huerta Cantos dijo...

Estoy terminando de leer "El Síndome de Mowgli" estoy fascinada, y descubriendo a un magnífico escritor. Recomiendas desde tu blog "El Violinista de Mauthausen " Ya te comentare.....

Tito Migue dijo...

Arturo se cambió recientemente el nombre por Andrés ;)

Alex dijo...

Y el título también lo han cambiado. Yo leí "El síndrome de Mowgli", no "El SINDOME de Mowgli".
Por otra parte, magnífico libro, sí que es verdad...
Saludines

Olga Olmedo dijo...

Ups...es verdad...disculpad y gracias!!!

Publicar un comentario