viernes, 23 de septiembre de 2011

Martín Ojo de Plata

Auténtica, trepidante, emotiva…una dualidad acertada.

Con Martín Ojo de Plata, Matilde Asensi nos lleva hasta Tierra Firme y después hasta Sevilla para vivir la aventura en estado puro. 

Con una ambientación exquisita y con ayuda de notas a pie de página, la autora nos muestra el mundo de entre 1598 y 1612, sus costumbres, sus leyes y su economía.
Esta saga demesita compuesta de tres novelas nos deleita con un lenguaje auténtico, un relato trepidante y una historia emocionante.

La protagonista, Catalina Solís, narra en primera persona cómo dejó de ser sólo una muchacha ignorante condenada a un matrimonio infeliz para convertirse también en Martín Ojo de Plata, contrabandista buscado por todo el Nuevo Mundo, maestre de nao y experto en las artes de marear. Y digo “también” porque el personaje principal, que se ve forzada a desdoblar su personalidad, consigue que ambos entes convivan en ella en armonía, alcanzando el equilibrio con esta complementariedad.

De Catalina nace su tesón, su fuerza, su ingenio, y el orgullo que siente de ser mujer, condición a la que nunca renuncia a pesar de que ser esposa por poderes de un demente se antoja razón suficiente para renunciar a la feminidad, sin mencionar la falta de libertad y limitaciones de las que eran presas las damas en el siglo XVII.

Con Martín vive la libertad, se deshace del yugo de la sociedad y descubre la importancia del estudio y la educación. Es en la piel del muchacho mestizo donde desarrolla su inteligencia, el compañerismo, la responsabilidad, el honor y la venganza.

Catalina es su mundo interior, es ella cuando está sola y él en compañía de otros, aunque ambos estén fusionados.

Un cuento de piratas que nos invita a reflexionar sobre las polaridades que desarrollamos, ¿o acaso no nos obliga la sociedad a travestirnos de un modo u otro? El sistema nos arrastra a la escisión, y a más complejo el orden social, más personalidades llegamos a albergar.

Mantener la esencia de uno mismo en todas las circunstancias es cada vez más difícil y se hace fundamental, pues de lo contrario corremos el riesgo de desaparecer tras los disfraces. Poner el corazón en todo lo que hacemos parece ser la mejor guía para no perdernos jamás.

5 comentarios:

Rosalía dijo...

A una amiga se lo han regalado hace unos días, que ella le tenía muchas ganas a la historia de Martín Ojo de Plata. Yo aún no me he animado. De Matilde Asensi leí "El salón del ámbar" y me gustó mucho.

bsos!

Olga Olmedo dijo...

Yo no he leido ese, pero habrá que hacerlo!. Tierra Firme y Venganza en Sevilla (las dos primeras partes de Martin Ojo de Plata) están muy bien, anímate porque se pasan unos ratitos divertidos. Gracias por venir a verme!

F.Hernández dijo...

Sigo tu blog .Me gusta tu forma de comentar los libros, incitas a la lectura.
Como dice el refrán no hay dos sin tres, así que a por la tercera obra "Martín Ojo de Plata".

Olga Olmedo dijo...

Muchas gracias por tus palabras F.Hernandez. Estoy contigo, seguro que la tercera entrega nos sorprende!. Un abrazo.

sonia dijo...

Todavía no he leído nada de Asensi, ya va siendo hora de que me anime la verdad pero no sé por qué al final acabo cogiendo otros libros ;(
Besos

Publicar un comentario