viernes, 2 de septiembre de 2011

Y entonces El Tiempo Entre Costuras...

Fabulosa, elegante, intrépida…

El Tiempo entre Costuras, de María Dueñas, se ha convertido en un demesita imprescindible de los últimos tiempos.

De forma elegante y consistente, la autora nos muestra algo insólito; el relato de una metamorfosis a través del lenguaje. Y es que me sorprende cómo el buen uso de las palabras puede mostrar el desarrollo de un personaje, cómo conjugaciones verbales, expresiones y nombres nos sitúan en la cronología y le dan coherencia y sabor.

Me ha transportado a una España dividida y a un Marruecos que, aún contagiado de tristeza, incertidumbre y miedo por los que quedaron en un país en guerra, se nos presenta con olor a esperanza y oportunidades, lleno de recursos y vida. Me ha transportado a una época de nuestra Historia reciente en la que dolor te alcanzaba implacable, a una época en la que el nuevo orden social obligaba a cambiar, a adaptarse, a luchar.

Así, esta máquina del tiempo que ha esquivado los tintes políticos, nos ayuda a entender mejor a nuestros padres y abuelos, que tanto dieron, algunos, incluso la vida.

Fabulosa en sus personajes, dinámicos, entrañables, llenos de magia. En especial su protagonista, Sira Quiroga, con la que la autora huye del cliché de mujer caprichosa, egocéntrica y superficial y me ha evitado la desagradable sensación de  deja vu que me castiga últimamente. Distintas novelas, distintos escritores y escritoras, pero…inquietantemente, la misma mujer. Una mujer altiva, volátil, sin juicio ni firmeza, necia y egoísta, carente de todo sentimiento y profundidad. Me preocupa sobremanera el hecho de que este concepto llegue a generalizarse…o aún peor…a desearse…

Nada más contrario a nuestra protagonista, que lejos de todo aquello, nace como una mujer trabajadora y sensata, y aunque inocente, bastante juiciosa. Además, la vemos crecerse en la obra y desarrollarse como una mujer de mundo, intrépida y solidaria. A mi parecer, un ejemplo a seguir y un verdadero objeto de deseo y admiración.

María ha conseguido algo increíblemente difícil, una obra para todos los públicos, una apuesta segura que recomendaría, sin duda a cualquiera.

5 comentarios:

M.Huerta Cantos dijo...

Empiezo a leer el libro " El Tiempo entre Costuras" ya que desde tu blog DEMESITA lo recomiendas .
"fabulosa, elegante, intrépida," ¿ son calificativos dirigidos tanto a la autora del libro Maria Dueñas, como al personaje femenino Sira ? o quizas... a su obra ??

MARIA PILAR dijo...

Leí el libro, precisamente recomendado por Olga Olmedo desde su blog DEMESITA. Os gustará y los adjetivos que utiliza Olga van perfectamente dirigidos a la autora de la obra así como a su personaje.

Olga Olmedo dijo...

M.Huerta, me alegro que te animes con el libro!.La obra me resulta fabulosa en sus personajes, intrepida Sira Quiroga y elegante en la narrativa.Espero que lo disfrutes y me cuentes.Un abrazo

mientrasleo dijo...

Este libro m decepcionó, supongo que porque tardé mucho en leerlo y tanto bombo me había generado una expectativa superior. Lo tendré que dar otra oportunidad pasado un tiempo.
Un saludo

Olga Olmedo dijo...

Estoy contigo, las espectativas condicionan nuestra opinion. A mi, en este caso, me sucedio justo lo contrario.Muchas gracias por visitarme!

Publicar un comentario